Ðark Lady

Acerca de tødø y nada a la vez

Canciones de invierno

Con esto de las temperaturas bajo cero y el horrible frío que se siente a ratos, me puse a pensar en canciones de invierno. En esas que puedes escuchar en pleno verano con el sol de mediodía en la cara, pero que te dejan helado.

Para mí, las que tienen ese efecto son las de Snow Patrol y en cierta medida, las de Travis. Si hago memoria, hay una de Snow Patrol que escuché unas 3.500 veces en un verano y sentía la misma sensación de ese viento gélido que te pega en la cara tan helado que llega a doler. Sin embargo, como mis canciones de invierno también son conocidas por su efecto “mátateconfuria”, me limité a elegir sólo dos, una bien pony y otra bien depre.

1.- Ese horrible estado catatónico



Esta canción es para mandarse un Izzie Stevens, vale decir, tirarse en el suelo medio muerto de tanta pena esperando que algo milagroso suceda y vuelva todo a la normalidad. Es como estar en estado catatónico la mayor parte del tiempo, con la cabeza en otra parte... tal como en el tercer verso del tema.

Oh la distancia, mala distancia, fea distancia... Gary en el vídeo representa muy bien lo desesperante que puede ser, porque no se trata sólo de una distancia física. Siempre hay algo más. Mientras miras el techo, puedes imaginar un happy ending, pero al fin y al cabo sabes que estás lejos de conseguirlo.


Encuentro un mapa y dibujo una línea recta
Sobre ríos, granjas y fronteras
La distancia desde aquí hasta donde tú estarías
Es sólo medidas de dedos lo que veo
Toco el lugar en donde encontraría tu rostro
Mis dedos en arrugas de lugares oscuros y lejanos

Cuelgo mi abrigo en el primer bar
No hay paz que haya encontrado tan lejos
Las risas penetran en mi silencio
Mientras hombres borrachos encuentran errores en la ciencia

Sus voces en su mayoría ruidos
Sólo fantasmas con voces
Tus palabras en mi memoria
Son como música para mí

Estoy a millas de donde estás
Me acuesto en el frío suelo
Y rezo porque algo me recoja
Y me deje en tus cálidos brazos

Después de haber viajado tan lejos
Le prenderíamos fuego al tercer bar
Nos compartiríamos el uno al otro como una isla
Hasta que exhaustos cerráramos nuestros párpados
Y soñando, levantarnos del último lugar que dejamos
Tu piel suave está derramando
Una alegría que no puedes contener

Estoy a millas de donde estás
Me acuesto en el frío suelo
Y rezo porque algo me recoja
Y me deje en tus cálidos brazos




2.- Un pony, la playa y la noche



Si uno escucha esta canción, de a poco uno empieza a ver mariposas, nubes rosadas, ponys corriendo por la ciudad y arcoiris por doquier, por su efecto tan dulce. Es la canción más pony que tiene Green Day en toda su discografía y es preciosa. Billie Joe se la dedicó a su esposa. El hombre es perfecto.

Anyway, el tema es como un paseo de noche por la playa en donde tal vez te jodes de frío, pero da lo mismo, ya que estás feliz, tranquilo y radiante. Podría ser tu última noche en la Tierra y estaría bien, porque ya encontraste lo que tanto pediste.

"So if you dare to second guess
You can rest assured that all my love's all for you
My beating heart belongs to you
I walked for miles til I found you"