Ðark Lady

Acerca de tødø y nada a la vez

Help me to breathe

Por esas cosas de la vida, esta semana ha sido bien extraña. Mi terapeuta Karén dice que debería estar más estable. Yo también creo lo mismo, pero del dicho al hecho... Mi mente idealista no se queda tranquila y choca de narices con ese muro gigante al que llaman “realidad” o “así es la vida”. Definitivamente no se queda tranquila. Si Dios/Buda/Satán son sabios, espero que no se les ocurra darme una máquina del tiempo o esa habilidad que tiene Evan del “Efecto Mariposa” para volver atrás. Quedaría la zorra. Señorita cordura no anda precisamente por estos lados esta semana. En todo caso, casi nunca anda merodeando por aquí, pero en estos días anda bien leeeeeeejos. En fin, será mejor que haga algo por la vida, así que dejo una canción que tengo pegada...


Duvet--- BOA
Y no pareces entender
Una lástima, parecías un hombre honesto
Y todos los miedos que tienes cariño
Volverán a susurrarte en tu oído
Y sabes que lo que dirán podría herirte
Y sabes que eso significa mucho
Y ni siquiera sientes algo
Estoy cayendo 
Me estoy desvaneciendo
Lo he perdido todo
Y no pareces del tipo mentiroso 
Una lástima que pueda leer tu mente
Y todas las cosas que leí ahí
Iluminaron una sonrisa que ambos compartimos
Y sabes que no quiero herirte
Pero sabes que eso significa mucho
Y ni siquiera sientes algo
Estoy cayendo
Me estoy desvaneciendo
Me estoy ahogando, ayudame a respirar
Estoy lastimando
Lo he perdido todo
Estoy perdiendo, ayudame a respirar

El día en que Jules sacó de su vida a Michael

Hay un asunto del que no he hablado en este lugar, no porque no quisiera sino porque aún no era el tiempo. Ahora lo es. El que haya sido asiduo a leer mis tonteras, sabrá de que hablo con Jules y Michael y si no mala suerte. A fin de cuentas, creo que escribiré esto sólo para explicarle a Juan Pablo que no fue un taldo de niña caprichosa, sino algo que se veía venir.

Si alguien me hubiera dicho que nunca más volvería a escuchar las tonteras de Mr. Jotape, no le habría creído. Por esas cosas de la vida, pensaba que él sería una de esas personas que siempre iba a estar ahí, aunque pasaran los años y todo cambiará. Sin embargo, no será así y a pesar de que han pasado los meses, igual es cuático ver como se separaron los caminos. Nunca fuimos los mejores amigos, de hecho creo que ni siquiera lo fuimos, aunque suene feo. Para ser amigos tiene que existir confianza y sinceridad. Eso nunca lo hubo. Si vas a compartir tu mundo y tu vida, tienes que hacerlo. Si dices que una persona es importante para ti, demuéstraselo. Cosas tan simples para cualquier mortal, se volvieron tan complicadas y todo quedó en nada.

Supongo que mi gran error fue cruzar esa ínfima línea entre la “amistad” y “algo más”, pero soy humana y también algo idiota, no lo pude evitar. Siempre supe que nada bueno iba a resultar, pero soy porfiada y quise intentarlo. Lo único que pedí fue sinceridad, Michael no lo hizo. Nunca me dejó las cosas claras, aunque se lo pedí un millón de veces. Supongo que si me hubieran dicho “Sólo te quiero como amiga”, las cosas serían muy distintas. A raíz de eso, me di cuenta de lo frágil que era nuestra supuesta amistad. Asumo que soy pesada, inestable y con unos cambios de humor más que repentinos, pero cualquiera que me conozca sabrá como tratarme. Michael definitivamente no me conocía. Si me lo encuentro en la U, pone una cara de espanto como si lo fuera a matar. Algo que ni siquiera se me pasaría por la mente, pero claro como no me conoce, asume que lo detesto o algo por el estilo. En realidad no es así, para nada. En honor a la verdad, debo decir que me da lata pensar que en su cabeza siga con la idea de irse a Tumbuctú, para así poder cambiar su vida. En mi interior, eso de querer salvar vidas se hace más que evidente. Me hubiera gustado poder ayudarte, aunque creas que la fallada del mate soy yo y no tú.

Anyway, me doy vueltas y no digo porque dejé de hablar a Michael. Como sabrán este ha sido un año de mierda. Año de mierda y todo, me di cuenta de quienes son los que realmente están conmigo. Él no cumplió con la prueba. Cuando Clío María se fue al otro mundo, mi mundo se vino abajo y si bien dije “No te quiero ver ni en pintura, porque si te veo me voy a poner a llorar ahí mismo”, era el momento para demostrar que si era mi amigo y que si estaba conmigo. Pero como siempre, se llenó de excusas y nunca se dio un tiempo para mí. Simplemente no quería hacerlo. Cuando realmente quieres, puedes hacerte el tiempo para lo que sea por mucho que tengas que hacer. Al menos no soy la única que piensa eso. En fin, eso fue lo que gatilló todo. ¿Para qué demonios quiero a Michael en mi vida si ni siquiera se digna a participar de ella y tampoco me deja entrar en la suya? Se supone que eramos amigos. Vuelvo al mismo punto. Se supone que lo eramos. Entonces, como me explico el hecho de que Michael haya encontrado a su Kimmy y ni siquiera la haya mencionado. Si en ese tiempo, hubiera existido Ojos de Cielo creo que se lo habría dicho. No veo porqué no hacerlo si es alguien importante en tu vida. Con todo eso y con el hecho de que sinceridad no estaba por ningún lado, terminé por aburrirme. Así no se puede. Eso no era amistad ni nada que se le pareciese. Más de una vez lo dije, cuando alguien hace colapsar mi paciencia sencillamente deja de importarme. Michael desde hace rato estaba por ese camino y lo sabía. Era inevitable, aunque no por eso menos difícil, porque a pesar de todo, fue complicado. Traté de que no terminara así, pero no pude. El día que me arregló mi compu nuevo, tenía toda la intención de decir “JP me tienes harta y ya no puedo seguir hablándote porque me es imposible tratar con alguien que cree que todo está bien cuando no está bien, así que bye bye”, pero no pude. Sólo me limité a actuar de manera hosca. He ahí la explicación de mi comportamiento y de todo lo demás.

Espero que ambos hayamos aprendido algo y que todo no haya sido en vano...


My dear JP:

Si hay algo que detesto, es que decidan por mí. Más de una vez dijiste que me merecía algo mejor. Puede que sea así, pero no eras tú quien debía decidirlo. Yo no debería haberte visto como un experimento de “Cómo salvar una vida”, puedes tener cagada y media en la tuya, pero el día que quieras arreglarla, la arreglarlas. Confío en eso, aunque me hubiese gustado poder hacer algo más por ti. Podría decirte todo esto en la cara, pero sé que no lo aguantarías. Ojala las cosas hubieran salido de otro modo, pero bueh así es la vida (he escuchado eso hartas veces en estos días). Si tengo que quedarme con lo bueno, diría que siempre recordaré la moneda de la suerte que nos decía que no debíamos ir clases. Muy sabia ella. Cuidate y suerte con Kimmy, por lo que me han dicho mis fuentes (yo lo sé todo xD), tal parece que es igual a la Kimmy original =) Si me ves por el mundo, trata de no poner cara de espanto, es obvio que ya no podremos conversar de la vida, pero un saludo no mata a nadie...El mundo da vueltas inesperadas, lo que es seguro un día al otro ya no lo es. Quien sabe donde terminaremos, pero sinceramente te deseo lo mejor.

Baby, love will come through
It's just waiting for you... =)


Bye bye, Michael/JP!

Lo que trajo la primavera: Palomazos y Motivaciones


Y si todo sigue aquí
Toca el cielo y cuéntame
No me hables, tiéntame
Ay! tiéntame y se feliz
Tocáme y piensa en mí...


Creo que ya olvidé cuantas veces he dicho aquí y en todos lados que este año ha sido de lo más raro. Y sigue así. Y una vez más, en lugar de estar aquí, debería estar terminando de editar el reportaje de radio. Si Rodolfo me viera haciendo esto, de seguro me mataría. Lo bueno es que lo leerá después y ya no podrá hacer nada. A lo más me reta, pero no creo jaja! Ese hombre es tan fácil, que con ponerle caritas u.u quedo libre de culpas XD

Creo que fue ayer que el mismo sito Rodolfo dijo que no entendía como pasamos de zorros a palomas. Yo tampoco lo entiendo. De ser vivarachos, despiertos y molestosos pasamos a ser aweonados, lentejas y molestosos. Sí, lo molestosos no se nos pasa ni con un palomazo. El mal de la paloma nos aqueja y es cuático. Yo soy impuntual por naturaleza, un poco pajarona, me duermo después de las dos de la mañana, pero aún así me levantaba relativamente temprano y andaba más vivita por el mundo. Ahora nada, llegó mucho más tarde o no llego simplemente. El ¿Aaaahhh? de respuesta cuando me preguntan algo, me sale del alma, porque no me enchufo. Ando en las nubes. O mejor dicho andamos en las nubes. Peor que pajaritos como el mundo. Como palomas por el mundo! =S ¿Habrá cura para el mal de la paloma? Eso espero. De verdad ya es musho.

Yo creo que parte del palomazo, yace en el hecho de que estamos tan “motivadas” con las sitas Vivi y Karén. Digamos que lo sociable, lo sensual y lo extraño en algo influye. Nos llegó la primavera pesado! En cierta forma, estamos distintas. Por lo menos, yo no logro entender el hecho de que esté un poquito más gente y más señorita. Si sé que lady no seré nunca, pero escuchando mi odiosa voz mientras edito, la noto más de nena =S

La primavera llegó y algo cambió. Entre los palomazos, el ocio y los “No, si es webeo no mah” , hay que tomar decisiones. No siempre lo que llega, llega en optimas condiciones y dices “Maldita sea destino! Te odio”, pero ahí te quedas pensando y pensando entre pasar esa delgadísima línea del “no, si es webeo no mah” o no. Y a veces, mientras lo piensas sin darte cuenta sobrepasas la línea...


Pd: Qué manera de escribir weas! XD

Pd 2: Rodolfooooo! Juro que termino de escribir esto y vuelvo a editar jijiji! Y si no llego con la edición lista, me puedes matar y borrar este blog

Pd 3: María Alejandraaaaaa! Orale mana! No te olvides de traer de México lindo y querido a Gael García Bernal (baba)

Ni chicha ni limonah... Nah de nah



Please, come now, I think I'm falling
Por favor, ven ahora, creo que estoy cayendo
I'm holding to all I think is safe
Me estoy aferrando a todo lo que creo que es seguro
It seems I found the road to nowhere
Parece que encontré el camino hacia ningún lado
And I'm trying to escape
Y estoy tratando de escapar
I yelled back when I heard thunder
Grité cuando escuché el trueno
But I'm down to one last breath
Pero estoy bajando a un último respiro
And with it let me say
Y con el dejame decir
Let me say
Dejame decir

Hold me now
Sostenme ahora
I'm six feet from the edge and I'm thinking
Estoy a seis pies del borde y estoy pensando
That maybe six feet
Que tal vez seis pies
Ain't so far down
No es demasiado lejos


Ni bien ni mal. No me quedo pero tampoco me voy. No me habla ni lo hablo. Y cuando nos hablamos, los dos nos entendemos y el resto no entiende. Tengo frío pero no tanto. Lo veo no lo veo. Está y no está. Que vuelve y no vuelve. Tengo ideas brillantes en mi cabeza, pero no las llevo al papel, etc... En estos momentos, mi vida es un auténtico no sé qué haré, no sé que decir,no sé donde terminaré, no sé, no sé,no sé. Desde que el mundo se puso patas arriba, se me desordenó la vida y ya nada es como antes ni como pensé que sería. Yo creo que hasta Dios/Buda/Satán están como locos con el nuevo guionista de mi vida. Sinceramente, ya no sé ni donde estoy parada. La canción de Creed es tan perfecta para estos momentos que puedo cantarla a todo pulmón, pero ya ni siquiera tengo algo seguro a que aferrarme. De los cuatro pilares fundamentales e indestructibles que tenía en mi existencia, uno se empezó a quebrantar hace unas pocas semanas y cuando empecé a sentir ese ruido extraño, al más puro estilo Marian Keyes pensé:

-¿Escuchas eso?
-¿Escuchar qué? No suena nada
-Es ese sonido
-¿Cuál sonido? Yo no escucho nada
-El sonido de mi mundo viniéndose abajo


Hay un montón de situaciones en las que suelo exagerar y armo una pelotera por nada, así como el año pasado, pero juro que preferiría volver a mis dramas idiotas a tener el año que tengo. Como le decía a alguien, tenía una vida relativamente perfecta: Vivía con una sonrisa en la cara, feliz de la vida, con amigos increíbles, una familia estable, las mascotas más adorables del mundo, hacía lo que más me gustaba, me iba de maravillas y me veía en Santiago haciendo la práctica en La Tercera o en La Nación. Y a pesar de mis eternas discusiones con Dios/Buda/Satán, en realidad me caían bien. En que minuto de la vida, todo cambió, no lo sé. De hecho, en mi cabeza loca tengo la historia de un reinado y una princesa y un “érase una vez...”. Espero plasmarla en letras algún día. Volviendo a lo principal, cuándo se me desordenó tanto mi mundo no lo sé. Espero que vuelva a la normalidad algún día. Sanidad mental te necesito ahora ya! Y también una conversación con el Príncipe misterioso, aunque no somos ni chicha ni limonah.

Taldo de medianoche


Ahora mismo debería estar durmiendo. Me duele el cuerpo, tengo cara de zombie,las horas y horas frente al computador me pasan la cuenta y mañana debo ir a clases temprano, pero aún así soy incapaz de largarme a descansar. Yo y mis prioridades. Hoy día -ayer en realidad si tomo en cuenta que es pasada medianoche- tuvimos una brillante prueba de selección para realizar la práctica en el Mercurio de Santiago. De las 12 del día a las 8 de la noche, entre que hicimos una prueba del tipo “¿Quién quiere ser millonario?” por las preguntas casi imposibles de responder, hasta una simple crónica que se me hizo eterna y que al final resultó un choclo entre informativo, opinión e interpretativo. Traduciendo eso, quise decir que salió cualquier cosa menos algo decente. Como sea, fue un día terrible. Igual que el anterior, como le dije a Karén el día lunes fue el día de “es que me va a dar algo”. En un acto de responsabilidad máxima, Paola y yo olvidamos completamente que la prueba de selección era el 30 de septiembre y no teníamos ni los putos papeles ni puta idea de dónde sería ni puta idea de nada. Y eso sucedió como a las 8 de la noche. Muy bien!. Y entre que trataba de leer algo, me acordé del otro asunto que me hizo decir “es que me va a dar algo”. Sí, eso. ¿Cómo diablos voy a aguantar dos días seguidos a ese sujeto? Demonios! Me va a dar algo. Me va a dar un taldo de aquellos y estoy segura de que le echaré la foca por nada al pobre. Igual que cuando pensé que reprobaría semiología y vi como mi futuro académico podía irse al carajo y no quise hablar con nadie, excepto con él. Eso fue freak, no hablar con nadie en una semana entera. Ni con mi Todo querido del alma. Ese nivel de taldo.

El lunes mientras leía sobre la crisis financiera de Estados Unidos, me volé y al final terminé divagando con mi terapeuta personal Karén, sobre lo complejo del asunto. Ahí me pegué el cacho y dije “Jen!!! Jelou! Tienes prueba mañana. Prioriza! Jelou! Vuelve al mundo real”, pero soy tan porfiada y tan yo , que no puedo. Y ahorita mismo, debería estar durmiendo y vuelvo al asunto de nuevo y mi terapeuta me vuelve a decir que la situación de verdad es muy compleja y que no vamos a llegar a ninguna conclusión ni solución, porque yo siempre le busco la quinta pata al gato y porque el tipo es más raro que los perros verdes y totalmente impredecible. En ese punto de la conversa, me dan ganas de pegarme un tiro por encontrarme con pasteles y me da el odio y el taldo, pero a los dos minutos se me pasa porque no es pastel y no lo odio y quedo en las mismas. A la trigésima vez que digo “pero es que tengo que hacer algo!!!”, Karén me vuelve a decir que no puedo hacer nada y ahí me pongo como Jonathan Trager en Serendipity (Una peli muy mamona que deberían ver). ¿Entonces porqué mierda tuvo que cruzarse en mi camino? ¿Cómo diablos es posible que alguien diga la dos frases que has esperado toda tu vida que te las digan y no volver a hablarlo? No puedo! No puedo! No puedo! Y ahí queda la zorra. De a poco se arma un choclo inentendible y al final entre que quiero y no quiero y cuando quiero, no pasa nada y cuando no quiero, pasa y me da el taldo y salgo corriendo. Por los mil demonios! No me entiendo ni lo entiendo, pero al menos sé que sé algo porque uno siempre sabe que sabe, pero se hace el imbécil no más y aunque sabe lo que sabe, no sabe qué hacer con lo que sabe y nadie entiende. Cielo Santo! Espero llegar a Periodismo Cientifíco en la mañana.