Ðark Lady

Acerca de tødø y nada a la vez

Cómo salvar una vida

En estos días, esa es mi pregunta ¿Cómo se salva una vida? Sinceramente, ¿Cómo se hace? Está bien, no soy una especie de Superman para andar solucionando la vida de la gente que me rodea, pero no lo puedo evitar. Está en todos lados. Salva una vida y todo dejará de ir en picada. Me frusta ver como algunos sufren en silencio y como otros se van destruyendo a si mismos sin darse cuenta. No lo tolero, así es que quiero aprender a salvar vidas. Incluyendo la mía...
A continuación divido mis dudas existenciales. De antemano agradecimientos por toda la mierda sin sentido que leerán...
1.- Cómo salvar la vida de quien no quiere ser salvado

Mientras él comienza a levantar su voz
Bajas la tuya dandóle una última elección
Conducir hasta que pierdas el camino
O romper con los que has seguido
Él hará una de estas dos cosas
Admitirá todo
O sólo dirá que él ya no es el mismo
Y comienzas a preguntarte por qué viniste
En qué me equivoqué, perdí a un amigo
En algún lugar entre la amargura
Y me habría quedado contigo toda la noche
Si hubiera sabido cómo salvar una vida
Esta canción me mata. Describe de manera perfecta la decepción y la impotencia de ver como alguien a quien quieres es incapaz de admitir que su vida está mal enfocada. Le puedes decir qué hacer y cómo, pero no te escucha. No te hace caso. Es frustrante ver como tapa el sol con un dedo y actúa como si nada pasara. Lo miras, lo escuchas hablar y te vas quedando en silencio, mientras piensas en cómo hacerle ver que nada está bien como cree. ¿Cómo quitarle la venda de los ojos? ¿Cómo hacerlo reaccionar? ¿Cómo lograr que te escuche?... pero no quiere oír nada, no hace nada, sigue creyendo que todo está bien, sigue tapando el sol con un dedo. Sigue sin entender nada y comprendes que nunca lo hará, porque simplemente no quiere hacerlo. No lo quieres dejar, pero tienes que hacerlo. Está destruyéndote. Es su vida o la tuya. Es tu decisión. “No puedes salvar lo que no quiere ser salvado”, dicen algunos, pero cuesta tanto admitirlo. Tienes que intentarlo, aunque sabes que será en vano. Querías salvarlo, pero no pudiste. Fallaste.

2.- Cómo salvar lo que no puede ser salvado He estado tan perdida desde que te fuiste ¿Por qué no yo antes que tú?
¿Por qué el destino me engañó?
Todo salió tan mal
¿Por que me dejaste en silencio?
Tengo una relación extraña con la muerte. No tengo miedo a morir, hasta podría ofrecerme de voluntaria en cualquier momento. Sin embargo, cuando se trata de la muerte de los que me rodean, me aterro de sólo pensarlo. Una vez en Smallville, Clark tenía una pesadilla o algo así y se veía rodeado de las tumbas de todos sus amigos y familia. Ese era su miedo, quedarse totalmente solo. Y es el mío también. Mi mundo se vino abajo cuando mi pequeña Clío murió y me pregunto ¿Qué voy a hacer el día de mañana cuando ya no sea mi mascota sino un amigo o mi familia? Sé que sucederá y que tiene que ser así, pero me asusta el saber cómo actuaré. Y a quedarme sola...

3.- Cómo salvarme
Y dilo por mí Dímelo a mí Y dejaré esta vida atrás Di si vale la pena salvarme
Sé que rallo la papa pesado con Grey's Anatomy, pero es inevitable. En Meredith veo los mismos miedos, las mismas actitudes que tengo y -en cierta forma- la misma historia. Recuerdo que un diálogo con su psiquiatra me dejó marcando ocupado. Es este:
Dra. Wyatt: ¿Tu vida no estaba funcionado cuando la hiciste a un lado?

Meredith: Ok. ¿Cuándo vas a dejar de insinuar que soy una suicida?

Dra. Wyatt: Cuando comiences a actuar como alguien que quiere vivir

Meredith: Dame mi historial!

Dra. Wyatt: ¿Por qué?

Meredith: Porque no soy suicida y si dice eso, está equivocado

Dra. Wyatt: ¿Qué sucedió el año pasado cuando caíste al agua?

Meredith: Casi me ahogo ¿Acaso crees que lo hice por diversión?

Dra. Wyatt: Metiste tu mano en un cuerpo que contenía un dispositivo explosivo

Meredith: Estaba intentando salvar un paciente!

Dra. Wyatt: ¿Por qué es que las otras personas que estaban en la sala tuvieron la sensatez de salir de ahí? La gente huye de esa línea entre la vida y la muerte. Tú pareces quedarte en ella esperando que un viento fuerte te lleve de un lado a otro. Eres descuidada con tu vida. No te cortas las muñecas, pero eres descuidada. Probablemente porque tu madre te dijo que eras un estorbo en el planeta. El problema es que le creíste. Y si no te cuidas, uno de estos días morirás por ello.

Meredith: Dame mi historial. Ahora! Y no vuelvas a hablar de mi madre otra vez

Meredith había visto a su madre cortándose las venas siendo pequeña, es por eso que siempre se exponía a situaciones que comprometían su vida. ¿Qué vi yo? Creo que tengo la respuesta, pero no la pondré aquí, no corresponde. Pero puedo aprender de sus errores ¿cierto?. Sí, supongo que sí. Creo que necesito un psiquiatra. O un psicólogo mínimo. Tengo tantas cosas en la cabeza que me pierdo en ellas. Y soy inconsecuente. Por un lado quiero solucionar los problemas de todos, salvar la vida de todos y me importa un comino la mía. ¿Cómo pretendes cuidar al resto si no te cuidas tú?, me dijeron el otro día. Sí, es cierto. Sin embargo, me siento como una Saori Kido. Todos creen que es estúpida por ponerse en peligro y que por eso, más encima la tengan que salvar. Yo no creo que sea estúpida. Es sólo que quiere proteger al resto y no le importa morir por ello. Eso no es tonto, al menos para mí. Yo haría lo mismo. “No eres superwoman”, “No puedes estar en todas” me han dicho por ahí, pero mi cabeza loca no lo asimila. Diablos! De verdad necesito terapia... ¿Crees que vale la pena salvarme? No quería, pero al final terminé subiendo todos los días al mismo edificio en busca del ángel negro, pero ya no aparece. Yo y mi suerte.

Iris

Esta canción, es un clásico para mí -junto a “Love will come through” de Travis y a “Tears in Heaven” de Eric Clapton- así que merece unas pocas palabras. De la peli en que sale este tema -City of Angels-, no recuerdo casi nada, excepto que Nicolas Cage era un ángel y que se tiraba de un edificio para convertirse en mortal y que me dio todo el odio cuando Meg Ryan se muere y él se queda solo. Además de esos ángeles de vestimenta negra, siempre observando y callando a la vez.
En fin, ni siquiera sé de que estoy hablando. Supongo que no sé cómo explicar lo que siento, así como tampoco puedo entender lo que hago. O lo que no hago. Es como si me hubiese encontrado a uno de esos ángeles estando en la azotea de un edificio mientras veía como el mundo se derrumbaba a mis pies. Con el viento en la cara, el vacío hacia abajo y en frente uno de ellos observándome...
-No, no me mires por favor... No puedo. No puedo acercarme a ti. No puedo. Me encantaría, pero no puedo. No me entenderías, nadie lo hace por eso estoy aquí. Así es que no, no puedo acercarme a ti...
Él no dice nada, sólo observa...
-No me mires así, por favor. No me analices!!!
Salí corriendo de la azotea, bajé cientos de escaleras y regresé al mundo, pero no puedo olvidar la mirada del ángel. Todos los días subo al mismo edificio, todos los días está ahí sin decir nada y todos los días salgo corriendo por temor a que vea lo que realmente soy...
Y me rendiría para siempre a tocarte Porque sé que me sientes de algún modo Estás más cerca del cielo de lo que yo jamás estaré Y no quiero irme a casa ahora Y todo lo que puedo saborear es este momento Y todo lo que puedo respirar es tu vida Y temprano o tarde terminará Simplemente no quiero extrañarte esta noche Y no quiero que el mundo me vea Porque no creo que entiendan Cuando todo está hecho para ser destruido Yo sólo quiero que sepas quien soy Y no puedes luchar contra las lágrimas que no vienen O el momento de verdad en tus mentiras Cuando todo se siente como en las películas Sí, tú sangras sólo para saber si estás viva Y no quiero que el mundo me vea Porque no creo que entiendan Cuando todo está hecho para ser destruido Yo sólo quiero que sepas quien soy