Ðark Lady

Acerca de tødø y nada a la vez

¬¬

Resfrío del carajo! Con dolor de cabeza, de garganta, mareos y tos. Pff! Qué lindo! En mal momento vienes. Gracias Buda/Dios/Satán ¬¬ como no tengo nada que hacer me mandan esto. Damn!

Wake me up when september ends, please!!!!

I just want you to know no matter what you'll always have somebody here for you. Always...


Bent




Siempre me ha gustado este video y la canción, por supuesto: Bent de Matchbox 20. Desde tiempos históricos, o sea desde que tenía unos 15 años, cuando salió. Hace tiempo no lo veía. Lo recordé y me dediqué a mirarlo detenidamente. Vaya! Algunas cosas no cambian, cierto? Al igual que cuando tenía 15, sigo sintiendo que voy como Rob Thomas: En contra de la corriente, saliendo de una para entrar en otra y con la sensación de que todo volverá a empezar de nuevo…

Shouldn't be so complicated
Just hold me and then
Just hold me again...

Yeta! Yeta! Yeta! (El regreso de Dios, Buda y Satán)

-Buda prende el jodido televisor de una buena vez! Carajo! ¿Es qué no puedes hacer nada bien? Por los infiernos malditos, a veces me colapsas- exclamó un exasperado Satán, mientras quitaba el control remoto de las manos de Buda, quien miraba avergonzado las palomitas de maíz que sostenía en su regazo.

Satán encendió la pantalla y se sentó lejos de Buda, quien permanecía en silencio. En ese instante llega Dios y mira desconcertado a las dos divinidades.

-¿Qué pasó ahora? ¿No me digan que ven el show sin mí?

-No, aún no… ya sabes Buda y la bondad que le sale de pronto con la mocosita. Aaagg! Me desespera este tipo. Ay! Qué atroz! Va a empezar.

-Denme un lado y cambia la cara Siddhārtha o te largas - dijo Dios, sentándose entre Buda y Satán. El primero seguía en silencio y el segundo reía por lo bajo.

-Veamos que hace la mocosa insolente…

Así Dios, Buda y Satán comenzaron a observar lo que sucedía en la tarde del martes, en la vida de la protagonista de “Nunca Aprendes”

Jennifer y sus amigos, Rodolfo, Viviana y Karen se disponían a hacer una maravillosa presentación de Psicología Social. Su siempre bipolar y energúmena profesora -cuyo nombre omitiremos para evitar represalias- decidió que los grupos no podían superar los tres integrantes, por lo que los cuatro muchachos tuvieron que separarse. Vivi con Karen y Jen con Rodolfo, pero como son tan unidos y buena gente, decidieron hacer el trabajo en conjunto. En honor a la verdad, hay que decir que esto se debió principalmente a que ninguno tenía una puta idea de la materia o de lo que había que hacer realmente.

Nota: A fin de conservar la identidad de la profesora, la llamaremos “vieja loca”.

Los cuatro dementes, perdón, jóvenes se instalaron en una de las concurridas salas de estudio de la UCN.

Hora de llegada: 3:00 pm

Rodolfo: De vuelta a nuestro hogar. Wuju! Soy feliz.

Vivi: Qué paja! De nuevo acá. Me carga.

Karen: Es lo que hay

Jen: Lo peor es que vamos a seguir viviendo aquí durante todo el semestre…

Los cuatro suspiraron. Para su desgracia sería así. Se sentaron a la mesa –por no decir que se echaron- e intentaron comenzar con el trabajo, tras una batahola de “tiernos” mensajes para la vieja loca.

-Poshk bausha- masculló Dios, con la boca llena de palomitas

- Traduce, no salieron los subtítulos- comentó Satán, sin dejar de mirar la pantalla.

- Qué pongas pausa!- acotó Dios una vez que tragó la gran cantidad de alimento que consumió- Ahora si. Falta la niña rulienta malas pulgas ¿Dónde está?

Buda, quien hasta ese entonces permanecía en silencio, miró a Dios y se dispuso a contestarle. Satán lo miraba extrañado.

- ¿Nunca recuerdas los cambios que haces, cierto? Lo decidimos hace un tiempo. La rulienta malas pulgas tiene nombre y se llama Paola ok? Ella está con otro grupo, con una niña muy alegre y un niño muy inteligente. ¿Acaso no recuerdas?- acotó Buda, poniendo los ojos en blanco.

- Pues déjame decirte que no, no lo recordaba. Ya sabes que esta niñita Jen y sus amigotes me caen pésimo. Yo no sé porqué tienen que hacer tanto escandálo. O sea, yo vez que miro a niño Capino y a niña Vivi, están riéndose muy muy pero fuerte de cosas que no entiendo. Videos de Canal no sé que y del Wuoooo. Anda a saber qué es eso. Yo no sé, me perdí ese capitulo…Niña Karen es un caso, ya veo que mata a alguien con las hechizas que tiene bajo la cama y siempre tan agresiva. Esa criatura tiene que calmar los ánimos…Aaahh! Ahora recuerdo a la malas pulgas, como olvidarla. Niñas Jen y Paola, pegadas en el pc hablando con vacas, ardillas, escuchando el ♪ era muda/ era muda/ la mina era muda/ nunca dijo nada ♪ y ay! las cosas que dicen. Por mí! O sea, Por Dios! Qué terrible! No tienen modales y eso que son señoritas. Te juro que a veces me da no sé que ver lo que hablan. Tengo que apagar el televisor. Es demasiado. Y vieras como destrozan a esos pobres hombres…

- ¡Dios!- gritaron al unísono Buda y Satán, al ver que éste no se detenía y que parecía hablar solo.

-Ya sabemos todo eso, maldición!- dijo un alterado Satán- Buda ya te dio la respuesta, ¿Podemos continuar?

-Sí, no te enfades Satán. Cuida ese carácter o vas a terminar como esos lunáticos de la tele.

Satán masculló un ok. Buda volvió al mutismo y Dios finalmente puso Play.

Hora: 6 pm

A esas alturas, los ánimos ya estaban caldeados y si alguien les decía “Me carga tu ACTITUD”, lo más probable era que recibiera un golpe en la cabeza con la batería del notebook de Jen.

Rodolfo: Te imaginai salimos mañana?

Vivi: Wn, tendríamos demasiada mala cue’a

Jen: Y con lo yeta que somos…

Karen: Demás que salimos

Una música muy suave salía del notebook de Vivi…

Jen: Qué escuchas?

Vivi: Silvio Rodríguez

Jen: Aaaah! Mish!

Vivi: Quién va a sacar el papelito?

- No puedo creer que se hayan quedado callados. ¿Quién hizo el milagro? ¿Fuiste tú Dios?

Dios negó con la cabeza, concentrado en el dialogo y Buda asintió.

-Fui yo. Es que a veces me marean. Hablan demasiado y no muchas cosas coherentes. En todo caso, no estoy seguro…puede que el miedo los haya paralizado, pero sigamos viendo.

Rodolfo: Yo no. Olvídalo, tengo muy mala suerte. En el colegio, siempre que había que sacar papeles, sacaba el número uno.

Vivi: Yo igual. Yo no lo saco.

Jen y Karen se miraron con cara de “Shit! Eso significa que tendremos que sacarlos nosotras”. Nadie dijo nada y Silvio seguía cantando…

Ojalá pase algo que te borre de pronto
una luz cegadora, un disparo de nieve
Ojalá por lo menos que me lleve la muerte
para no verte tanto, para no verte siempre...

Vivi: Estamos contigo Silvio. Que nos borre y que nos lleve la muerte ahora ya.

Jen: jajaja! Demasiado perfect la canción pa’ este momento.

Vivi: Sí! La cagó

- Adelanta, los mocosos se pusieron aburridos- ordenó Dios a Satán, quien de malas ganas aceleró el video hasta llegar al final.

Hora: 9 pm

Jen: Aaaaahhh! No puedo más, mis ojos. Si salgo mañana me muero, me desmayo…

Vivi: Sí, yo igual. No doy más. Dejémoslo hasta acá no más. Es mucho.

Rodolfo: Jenny, pídele a quien sea que no salgamos mañana…

Jen: Ojala Dios, Buda y Satán se apiaden de mí, pero no lo creo. Me detestan.

Vivi: Y lo malo es que ahí entramos nosotros también…

Jen: Lo siento…

Los cuatro locos, digo, muchachos se dirigieron a sus hogares luego de haber estado seis horas seguidas hablando de materia que en su vida utilizaran y sin hacer los brillantes sueltos de opinión que debían entregar al día siguiente.

Dios, Buda y Satán reían de buena gana.

- Ay niña Vivi! tienes tanta razón…pero que no se fíe. Ella es tan yeta como Jen o cualquiera de sus amiguitos- aclaró Dios mientras escarbaba en el tazón de palomitas ya casi vacío.

- ¿Y van a salir o no?- Yo digo que salgan, para que aprendan. De verdad, los mocosos estos siguen con la vida light y no despabilan. Me preocupan- sugirió Buda.

- Ya, yo digo que sí- Afirmó Satán- que aprendan y dejen de ser tan vagos. Además de que, independiente de si metemos mano en el asunto, igual van a salir. Lo yeta lo llevan en las venas. Es una cosa innata. No pueden negar lo que son.

- O bien podríamos hacer lo siguiente. Acérquense, tengo un plan- propuso Buda a Dios y Satán.

Al día siguiente, en las afueras de las salas de clases, estaban Jen y Paola.

Paola: Wn, si salgo muero. Tengo la garganta pa’ la caga, no puedo respirar bien, me cuesta hablar y me duele la güatita. Con la suerte que tengo capaz que vomite allá adelante. Qué feo! Qué vergüenza!

Jen: Ay no sé. Te juro que no sé nada. No dormí nada y quiero vomitar…

Al rato llega el niño muy inteligente y se suman Karen, Vivi y Rodolfo a la conversación.

Niño muy inteligente: No creo que salgamos hoy día. Existe una mínima posibilidad de salir. Son cinco minutos por persona, eso significa que máximo saldrían unos cinco o cuatro grupos.

Vivi: Qué positivo!

Vieja loca ya estaba en la sala de clases y en cuanto entraron, empezó a berrear, o sea a decir, que debían elegir inmediatamente un número al azar. Los papelitos ya estaban en la mesa. Shit! Karen, Paola y Jen tomaron la difícil decisión de sacar los famosos numeritos.

Paola: No! No puede ser! Me van a matar.

Era el grupo número uno. El primero en exponer.

Jen: Grupo cinco, vamos a alcanzar a salir…

Karen: Grupo cuatro…

Vivi: Los wnes unidos. Juntos pa’ todo…

Con los nervios destrozados, los cinco protagonistas sufrían. Mas nadie le ganaba a Paola, quien con su número uno se convirtió en la reina de los yetas…

-Te dije Dios, viste- apresuró a decir Buda- No podíamos dejar a tanto yeta junto, por eso Paola anda con niño muy inteligente y niña muy alegre. Tiene que repartir el yetismo. No puede quedarse encerrado en un solo grupito. Tiene que expandirse. Hoy se salvaron por los pelos los otros cuatro…

-Sí, es que igual hacerlos salir hubiese sido muy cruel- comentó Dios- Pero el susto no se los quita nadie. Ay! Si se hubieran visto las caras…jajajaja!

- Tú tan bueno, Dios- dijo Satán en tono irónico- Oye, ¿Tú contrataste a la vieja loca? Qué señora más terrible! En una de esas es mi hermana perdida…Tiene el pelo rojo intenso. Habrá que averiguarlo. Me llamó mucho la atención fijate…

- Fui yo- asumió un avergonzado Buda.

- No dejas de sorprenderme. Y esa cara de mosca muerta que tienes. Fuerte! Esa vieja loca es cosa seria. Te felicito!

Y así Dios, Buda y Satán concluyeron su reunión. Obviamente, surgieron más ideas y planes que no vale la pena contar en estos momentos. Hasta la próxima!

El lado oscuro del corazón

“Te quiero aclarar de entrada: soy capaz de perdonar muchas cosas, pero hay una en la que soy irreductible: no le perdono a un hombre bajo ningún pretexto que no sepa volar. Si no sabe volar, pierde el tiempo conmigo”

Esa es la frase final de la película “El lado oscuro el corazón” (1992), de Eliseo Subiela. Como todo lo que me pasa, ésta llegó a mí por los motivos menos esperados. Le decía a un “amigo” que él me recordaba a “No te salves” de Benedetti. Él me mandó el video con el poema. Gracias por el aporte. La curiosidad siempre es más fuerte y bajé la película. Es hermosa. ¿Por qué diablos no la conocía? Los poemas de Mario Benedetti, Oliverio Girondo y Juan Gelman se funden de una manera impresionante en los diálogos de los protagonistas, sin llegar a saber qué es que. Totalmente recomendada.


La esperanza tan dulce
tan pulida tan triste
la promesa tan leve
no me sirve

no me sirve tan mansa
la esperanza

la rabia tan sumisa
tan débil tan humilde
el furor tan prudente
no me sirve

no me sirve tan sabia
tanta rabia…

(“Me sirve, no me sirve”, Mario Benedetti)



No te quedes inmóvil al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca...

(“No te salves”, Mario Benedetti)

“En general a un tipo al que le gusta la poesía no debe ser un mal tipo”

Hey! Si te vas a salvar, por lo menos hazlo bien. Talvez no entiendas mi decisión ahora, pero es lo mejor para los dos. Prefiero que te salves, a que te quedes conmigo...

Adorable excepción


Es un hecho histórico que músico en el que me fijo es guitarrista. Creo haberlo dicho alguna vez en este lugar. Los guitarristas son mi debilidad. Oh sí! Pero toda regla tiene su excepción y la mía es un bajista. Desde que supe de su existencia en el mundo, no me lo he podido sacar de la cabeza. No me puedo sacar de la cabeza a Otto de De Saloon. Él es mi amor platónico. Lo dije y qué? Ni Milo Ventimiglia, Brandon Boyd o Keanu Reeves le hacen el peso. Les da mil patadas a todos. No porque sea más lindo o porque tenga más onda, para nada. Tiene algo especial que me llama mucho la atención, aunque no logre descifrar qué es.

Ayer lo veía tocar y esa concentración cuando toca es fascinante. Piero es un rockstar y se luce con sus performances. Todos fijan su atención en él. Todos miran hacia la izquierda. Yo miro a la derecha. Yo miro al bajista de cabellos ondulados que toca como si no hubiera nadie en el recinto. Sólo él y su bajo. De vez en cuando levanta la mirada hacia el público y sonríe. Luego vuelve a su ensimismamiento. Cuando se dirige a la batería de Ricardo lo hace con gracia y aflora ese rockstar que es cuando toca junto a Piero.

Lo conocí hace un par de años atrás, como el nuevo bajista de Javiera y los Imposibles. Ni idea de quien era pero llamaba bastante la atención. Bastante joven en comparación al resto de la banda. Al finalizar el show, llegó hacia donde estábamos. Estaba al frente mío y sólo atiné a preguntarle su nombre. Otto. Tan simple como eso. Supongo que lo más me llamó la atención de él, fue esa actitud relajada y tímida con un toque de misterio. Para mí, es una de esas personas que te cautivan tanto que la única forma de quedarte en paz es hablando con ellas. Eso me falta. No es suficiente ir a una de sus actuaciones, verlo y ya. No, no ya no es eso. La curiosidad por conocerlo ayer se disparó a niveles astronómicos. Ni siquiera me daba para gritarle Wuashito ricooooo! sino más bien quería invitarlo a tomar un café y hablar de lo humano y lo divino. Qué freak!

Aaahhh! Como dice Jo March “I love our home, but I'm just so fitful and I can't stand being here!”. Me gusta vivir en este pueblo pero a veces me siento como león enjaulado. Me quedo o me voy. Me quedo o me voy. Ese es el dilema. En fin, queda tiempo aún para decidir. Por lo menos tengo un incentivo más para estudiar: Si me va bien, podré hacer la práctica en Santiago. Si estoy en Santiago estaré cerca de Concepción. En Concepción toca siempre De Saloon y así podría ver más seguido a este muchacho. Oh sí! Ahora mismo me largo a estudiar.

Con ganas de volverte a ver
con ganas de entenderlo todo
tengo ganas de saber porqué
y ganas de perderlo todo