Ðark Lady

Acerca de tødø y nada a la vez

Manual de conservar caminos

Encontré esto en el Blog de Paulo Coelho y me pareció interesante, así que lo comparto con ustedes ;)

1] Al principio del camino hay una encrucijada. Allí puedes pararte a pensar en la dirección que vas a tomar. Pero no te quedes demasiado tiempo, o nunca saldrás de ese lugar. Hazte la clásica pregunta de Castaneda: ¿cuál de estos caminos tiene un corazón? Reflexiona lo necesario sobre las opciones que tienes delante, pero una vez que des el primer paso, olvídate definitivamente de la encrucijada, pues en caso contrario nunca dejarás de torturarte con la inútil pregunta: “¿El camino que elegí era el correcto?” Si prestaste oídos a tu corazón antes de ponerte en movimiento, escogiste sin duda el buen camino.

2] El camino no dura para siempre. Es una bendición recorrerlo durante algún tiempo, pero un día terminará, y por eso debes estar siempre listo para despedirte en cualquier punto. Por mucho que te deslumbren determinados paisajes, o te asusten ciertos trechos donde hay que esforzarse especialmente para seguir en pie, no te aferres a nada. Ni a los momentos de euforia, ni a los interminables días en los que todo parece difícil, y el progreso es lento. Más tarde o más temprano llegará un ángel, y tu jornada habrá llegado a su término. No lo olvides.

3] Honra tu camino. Fue tu elección, fue decisión tuya, y en la misma medida en que tú respetas el suelo que pisas, este mismo suelo respetará tus pies. Haz siempre lo más adecuado para conservar y mantener tu camino, y él hará lo mismo por ti.

4] Equípate bien. Lleva un rastrillo, una pala, una navaja. Entiende que para las hojas secas las navajas son inútiles, y que para la hierbas muy enraizadas los rastrillos son inútiles. Conoce siempre qué herramienta hay que emplear en cada momento. Y cuida de ellas, porque son tus mayores aliadas.

5] El camino va hacia delante y hacia atrás. A veces es necesario volver porque se perdió algo, o porque un mensaje que debía haber sido entregado se quedó olvidado en un bolsillo. Un camino bien cuidado permite que puedas volver atrás sin grandes problemas.

6] Cuida del camino antes de cuidar de lo que está a su alrededor: atención y concentración son fundamentales. No dejes que las hojas secas del borde del camino te distraigan, ni que la manera como los otros cuidan sus propios caminos desvíe tu atención. Usa la energía para cuidar y conservar el suelo que recibe tus pasos.

7] Ten paciencia. A veces es necesario repetir las mismas tareas, como arrancar las malas hierbas o cubrir los agujeros que surgieron tras una lluvia inesperada. Que esto no te enfurezca, pues forma parte del viaje. A pesar del cansancio, y a pesar de las tareas repetitivas, ten paciencia.

8] Los caminos se cruzan: las personas pueden explicar el tiempo que hace. Escucha los consejos, pero toma después tus propias decisiones. Tú eres el único responsable del camino que te fue confiado.

9] La naturaleza sigue sus propias reglas: por lo tanto, tienes que estar preparado para los súbitos cambios del otoño, para el hielo resbaladizo del invierno, para las tentaciones de las flores en primavera, y para la sed y las lluvias del verano. En cada estación, aprovecha lo mejor que te ofrezca, y no te quejes de sus particularidades.

10] Haz de tu camino un espejo de ti mismo: no te dejes influir en absoluto por la manera como los demás cuidan de sus caminos. Tú tienes un alma que escuchar, y los pájaros transmitirán lo que tu alma quiere decir. Que tus historias sean bellas y agraden a todo lo que tienes en torno. Sobre todo, que las historias que cuente tu alma durante la jornada se reflejen en cada segundo del recorrido.

11] Ama tu camino: sin este principio, nada tiene sentido.

Canción: Road Trippin' de los Red Hot Chili Peppers

Love hurts :P

Este va a ser un post romántico XD jajaja en realidad no sé que va a salir de esto pero el título se debe más que nada al nuevo single de Incubus, Love Hurts y a un asuntillo por ahí…

Confusión. Esa es la mejor palabra que describe lo que siento. Tengo todo claro y a la vez no. Busco excusas y razones. Cómo y cuándo pasó todo que no me di cuenta y porqué él, si hay mil tipos en el mundo…Por única vez en mi vida tengo ganas de tomar la salida fácil y dejar las cosas como están, pero me conozco y sé que no lo voy a hacer. Está en mi naturaleza arriesgar todo aunque me quede sin nada, que no se diga que no lo intenté…He cuidado tanto mi corazón, que es inevitable no sentir miedo a lo que pueda pasar, sea bueno o malo, pero algo hay que hacer y no puedo seguir protegiéndolo…

Ejem! Bueno ahi va el video, está piola y Brandon regio como siempre ;)

La dama de hierro

Y la nube negra volvió a mí. Oh no! No otra vez. Los pajaritos que llenaban mi cabeza fueron desplazados por unos buitres que no me dejan en paz y me quitan el sueño de a poco. Tal como en los viejos tiempos…Sólo que ahora no me quedan fuerzas para pelear con los buitres y la maldita nube, la coraza que tenía de a poco se ha ido desgastando y ya no me protege como antes. Debe ser porque de a poco he ido comprendiendo que tratar de tener todo el peso del mundo en mis espaldas no sirve de nada, sólo me hace daño y más encima nadie nota el sacrificio que significa hacerlo. Aunque eso ni siquiera me corresponde, fue mi elección. Yo elegí llevar una armadura y llevar el peso en mis espaldas, desafiando a todos y todo. Me dejé llevar por el orgullo y la necesidad de demostrar que soy fuerte y nada me derrumba. Desde niña siempre ha sido así, siempre tratando de demostrar indiferencia y haciendo creer que nada me importa cuando por dentro me caigo a pedazos. ¿Por qué? ¿Por qué hacer algo así? No lo sé. Sé que por mostrarme vulnerable de vez en cuando no hace mal, pero todavía no lo asumo por completo. De a poco la armadura se va rompiendo y siento que me quedo sin defensas, sé que es mejor así pero es extraño y confuso. Sólo quiero que la nube se vaya de una buena vez y me deje en paz…


Paolis! Gracias por la conversación de hoy día, yo sé que no hablo mucho y soy más cerrada que almeja pero igual vale, se agradace que alguien entienda lo que es querer aguantar a lo mártir....Y ánimo no más, porque la nube que tenemos encima se va a ir el carajo y no vamos a dejar que nos amargue la vida la muy cabrona... :)

Las canciones son dos: "The kill" de 30 Seconds to Mars, que creo que calza perfecto con lo que te pasa Paolis y "She" de Green Day para mí. Me pregunto cuando mierda va a llegar el pelotudo que me dedique esa canción. Tendría mi amor asegurado...



Jamón y chocolate

El fin de semana de productivo, no tuvo mucho. Leí unas cuantas cosas de géneros y eso…el resto fue lo mismo de siempre en la casa de locos que es mi casa en Calama. Si no es por una pequeña pelotera que se armó (o armé) no me hubiese acordado que era Semana Santa…

Era un día viernes común y silvestre (según yo). Me desperté a las 12 del día, como es costumbre, y le pedí a mi tía Laura que me llevará el desayuno a la pieza.

-¿Con qué quieres el pan?

-Mmm… con jamón

-Es Viernes Santo

-Y??? – Había olvidado ese pequeño detalle...La miré con cara de “no me importa” y mi tía se marchó sin decir nada. Me fui a la pieza y me dispuse a ver televisión.

En el comedor estaba mi otra tía, Miriam, que escuchó mi petición y no se quedó callada. Eso sería un milagro.

-¡Come otra cosa!- gritó desde el comedor a la pieza…que está al lado

-¡No! De aquí a que pueda comer jamón, la porquería va a estar añeja - grité yo. Somos tan damas nosotras.

-¡Es Viernes Santo! ¡No se puede comer carne! ¡Cómo tan porfiada!

-Y a mi que me importa! No comí nada decente en toda la semana. Me vale que sea Semana Santa!

-Aaahh! Claro como ella no cree en Dios…y siguió refunfuñando.

No le respondí y fui a la cocina a preparar el sándwich de la discordia. Mi tía me fulminó con la mirada cuando pasé de vuelta pero no dijo nada. Eso si, tuvieron que pasar años para que me atreviera a comer algo de carne en Semana Santa. Cuando era niña ni siquiera lo hubiera imaginado.

Todavía recuerdo cuanto odiaba estas fechas (He sido hereje desde muy pequeña).No podía hacer nada, con suerte me dejaban respirar. Mi familia ni siquiera es católica de tomo y lomo, pero aún así tenía que ir a la iglesia y ver santos con unas horribles telas encima en señal de luto, con una música muy fea de fondo. Si hasta tenía pesadillas con un Jesús sangriento. Creo que lo único que me hacía aguantar Semana Santa, eran los chocolates del día domingo. De otra forma no habría sobrevivido. Será por eso que ahora me siento estafada cuando veo que ya nadie toma en cuenta estos días. Puedes hacer de todo, nadie te regaña y recibes los mismos chocolates. Qué afortunados son los niños de ahora…

Capricho

Alfonsina Storni

Escrútame los ojos, sorpréndeme la boca,
sujeta entre tus manos esta cabeza loca;
dame a beber veneno, el malvado veneno
que te moja los labios a pesar de ser bueno.

Pero no me preguntes, no me preguntes nada
de porqué lloré tanto en la noche pasada;
las mujeres lloramos sin saber, porque sí;
es esto de los llantos pasaje baladí.

Bien se ve que tenemos adentro un mar oculto,
un mar un poco torpe, ligeramente estulto.
Que se asoma a los ojos con bastante frecuencia
y hasta lo manejamos con una difícil ciencia...

No preguntes, amado, lo debes sospechar;
en la noche pasada no estaba quieto el mar,
nada más. Tempestades que las trae y las lleva
un viento que nos marca cada vez costa nueva.

Sí, vanas mariposas sobre jardín de Enero,
nuestro interior es todo sin equilibrio y huero
luz de cristalería, fruto de carnaval
decorado en escenas de serpientes del mal.

Así somos, ¿no es cierto? Ya lo dijo el poeta:
movilidad absurda de inconciente coqueta...
deseamos y gustamos la miel de cada copa
y el cerebro tenemos de pajillas y estopa.

Bien; no, no me preguntes. Torpeza de mujer,
capricho, amado mío, capricho debe ser.
Oh, déjame que ría...¿No ves qué tarde hermosa?
espínate las manos y córtame esa rosa

Viceversa

Mario Benedetti

Tengo miedo de verte
necesidad de verte
esperanza de verte
desazones de verte

Tengo ganas de hallarte
preocupación de hallarte
certidumbre de hallarte
pobres dudas de hallarte

Tengo urgencia de oírte
alegría de oírte
buena suerte de oírte
y temores de oírte

O sea
resumiendo
estoy jodido
y radiante

Quizá más lo primero
que lo segundo
y también
viceversa...